¿Qué son los criptonavegadores y cómo funcionan?

Los navegadores web son una parte indispensable de nuestro día a día en Internet porque, sin ellos, navegar por la red de redes no sería nada fácil. Aunque no estés demasiado familiarizado con el término “navegador”, seguro que has utilizado alguna vez Google Chrome, Apple Safari, Mozilla Firefox o Brave, por citar algunos de los más utilizados en la actualidad. Pero ¿sabes cómo funcionan? Muy resumidamente, cuando visitas un sitio web, tu navegador envía una petición al servidor en el que “habita” y este devuelve el contenido que ves en pantalla. Es un proceso aparentemente bastante sencillo, pero… ¿y los criptonavegadores? ¿Funcionan igual o de forma distinta?

¿Qué es un criptonavegador?

Tal vez es la primera vez que escuchas este término, o igual te suena más “navegador de blockchain”. Es indiferente de todos modos, porque ambos términos se refieren a lo mismo, es decir, un navegador web compatible con tecnologías de la Web3 como la blockchain. Estos navegadores, más concretamente, tienden un puente entre la experiencia que brinda actualmente la Web 2.0 y el Internet descentralizado con el que sueñan los entusiastas de la Web 3.0. Al hacer accesibles los protocolos descentralizados mediante una interfaz que resulta familiar, los criptonavegadores constituyen una vía de acceso fundamental al ecosistema descentralizado, especialmente para los nuevos en esta materia.

Prácticamente todos los criptonavegadores cuentan de serie con criptomonederos que permiten comprar, vender o almacenar criptomonedas. Si bien algunos están directamente integrados en el propio navegador (y son, por tanto, nativos), otros están disponibles a modo de extensiones. Por ejemplo, los criptomonederos vía extensión de MetaMask o Phantom facilitan transacciones de criptomonedas en las redes de blockchain de Ethereum y Solana, respectivamente. Además de criptomonederos, algunos criptonavegadores integran también mercados de aplicaciones descentralizadas (DApps). Sin embargo, antes de abordar cómo interactúan dichas aplicaciones y los criptonavegadores, conviene saber bien qué son las aplicaciones descentralizadas y cómo funcionan.

¿Qué son las aplicaciones descentralizadas?

Las aplicaciones descentralizadas o DApps son similares a las aplicaciones centralizadas que se encuentran en tu ordenador o dispositivo móvil. Sin embargo, a diferencia de las plataformas centralizadas como Apple Music o Spotify, las aplicaciones descentralizadas están alojadas en redes descentralizadas de blockchain y se comunican con ella mediante contratos inteligentes, sin tener que usar así el lenguaje HTTP de Internet.

Cada vez que estos contratos inteligentes accionan una transacción, los valoradores de la red deciden si es legítima o no. Todo esto hace que no sean necesarios intermediarios a modo de bancos o grandes tecnológicas, que en la Web 2.0 son las que suelen alojar las aplicaciones. Por ejemplo, Steemit es el equivalente descentralizado de aplicaciones como Facebook y Youtube. Como la DApp de Steemit está basada en blockchain, ninguna entidad ejerce control sobre ella, por lo que tú eres dueño de tus datos. Sin embargo, necesitas un criptonavegador que tenga capacidad para interactuar con las aplicaciones descentralizadas para disfrutar de estas ventajas.

Cómo interactúa los criptonavegadores y las aplicaciones descentralizadas

Los criptomonederos basados en navegador se han convertido en el medio de acceso habitual a la Web3 porque facilitan interacciones con las aplicaciones descentralizadas, que pueden ser videojuegos, plataformas de intercambio descentralizados (DEX) o protocolos financieros descentralizados (DeFi), por decir algunos ejemplos. La mayoría de las aplicaciones descentralizadas a las que se accede con criptonavegadores tienen una apariencia de sitio web “normal”. Sin embargo, no es posible interactuar con ella sin un criptonavegador. Por ejemplo, la plataforma de intercambio descentralizado de Uniswap parece un sitio web como otro cualquiera a nivel de interfaz, pero para acceder a su “parte trasera” hace falta usar un criptonavegador compatible con Ethereum. A continuación, enumeramos de manera no exhaustiva los criptonavegadores más utilizados:

  • Brave: Integra un criptomonedero nativo y recompensa a los usuarios con BAT por ver anuncios que velan por su privacidad.
  • Opera: Admite un criptomonedero integrado y nativo, así como un explorador de aplicaciones descentralizadas.
  • Google Chrome: Es compatible con varios criptomonederos vía extensión, como Phantom, MetaMask o Binance Chain Wallet. Al contrario que los criptomonederos nativos, los vía extensión son más susceptibles a falsificaciones, lo que aumenta el riesgo de phishing y de robo de activos. Esta práctica consiste en la creación de extensiones falsas por parte de hackers para que los usuarios las instalen creyendo que son las verdaderas.
  • CryptoTab: Integra un criptomonedero y permite minar bitcoins (BTC) mientras se navega por Internet.
  • Osiris: El criptonavegador Osiris se sustenta sobre la blockchain de Acent e integra el tolen de utilidad ACE, generando así más valor para sus poseedores. Osiris admite también un “metamonedero” integrado que es compatible con varias redes de blockchain y criptomonedas.

Es importante recalcar que los criptomonederos de los navegadores son compatibles con redes concretas de blockchain. Por ejemplo, MetaMask interactúa con aplicaciones descentralizadas basadas en Ethereum, y Phantom solo conecta con las disponibles en Solana. Existe por tanto la posibilidad de que te veas empujado a instalar más de un criptomonedero vía extensión en tu criptonavegador. De todos modos, si prefieres una opción más segura, decántate mejor por un criptonavegador que tenga un criptomonedero integrado que sea compatible con las aplicaciones descentralizadas que más a menudo vas a usar.

¿Cuáles son las aplicaciones descentralizadas a las que pueden acceder los criptonavegadores?

Como ya hemos comentado, los criptonavegadores permiten interactuar con las tecnologías de la Web3 por medio de una interfaz “de toda la vida”. No obstante, puede que no sepas a qué aplicaciones descentralizadas puedes acceder con ellos. Si es tu caso, vamos a hacerte salir de dudas.

  • Plataformas de cambios descentralizados (DEX): Los protocolos DEX como Uniswap (Ethereum) o Pancake Swap (Binance Smart Chain) son compatibles con los criptomonederos. Esta funcionalidad te permite almacenar tus criptomonedas en un monedero sin custodia al tiempo que puedes comerciar con ellos.
  • Protocolos de préstamos y crédito: Al igual que las plataformas DEX, los criptomonederos dan también acceso a los protocolos de préstamos y crédito para, por ejemplo, conectar un monedero sin custodia a Compound y pedir o dar préstamos de 15 criptomonedas diferentes.
  • Redes de pago: Protocolos como xDai Bridge o OmniBridge permiten “envolver” criptomonedas para usarlas en una red de blockchain de capa 2 y, por tanto, más rápida. De este modo, puedes vincular tu monedero sin custodia a xDai Bridge para convertir ethers (ETH) en ethers envueltos en xDai.
  • Juegos y tokens no fungibles (NFT): Los criptonavegadores permiten también acceder a aplicaciones descentralizadas de juegos y mercados de NFT. Por ejemplo, puedes usar tu monedero sin custodia para visitar el mercado de OpenSea y comprar un NFT basado en Ethereum, o bien aprovechar tu monedero Binance Chain Wallet para jugar a My DeFi Pet.
  • Aplicaciones de minería (CryptoTab): CryptoTab es un criptonavegador que te permite minar bitcoins (BTC) mientras navegas por Internet. Para hacerlol, debes instalar la aplicación de minería CryptoTab en los dispositivos que desees usar para minar. CryptoTab aúnará la potencia de procesamiento de todos tus dispositivos y te recompensará con bitcoins de forma proporcional a tu contribución.

¿Cuál es el mejor criptonavegador?

A la hora de elegir un criptonavegador, haz una selección y, uno tras otro, formúlate las siguientes preguntas: ¿integra funciones de privacidad tales como bloqueo de anuncios y de rastreadores o una VPN? ¿Lleva integrado un criptomonedero o depende de criptomonederos vía extensión? ¿Incentiva al usuario con criptorrecompensas o con minería de criptomonedas?

Tú mismo te habrás dado cuenta al responderlas: el navegador Brave sale ganando, porque cuenta de serie con bloqueo de anuncios y de rastreadores, VPN, un criptomonedero compatible con la Web3 y recompensas de BAT. Es un todo en uno inigualable en otros criptonavegadores.

¡Empieza a usar el criptomonedero de Brave!

Related articles

Brave Blog

Check out the Brave blog: the front page for news on ad blocking, features, performance, privacy, and Basic Attention Token related announcements.

Read more articles →

Ready to Brave the new internet?

Brave is built by a team of privacy focused, performance oriented pioneers of the web. Help us fix browsing together.

close
close

Ya casi estamos…

Estás a solo 60 segundos de disfrutar de la máxima privacidad en Internet

Si la descarga no se ha iniciado automáticamente, .

  1. Descargar Brave

    Cuando aparezca la ventana emergente, haz clic en “Guardar” y espera a que se complete la descarga.

    Espera a que se complete la descarga (es posible que tengas que hacer clic en “Guardar” en una ventana emergente).

  2. Ejecuta el instalador

    Haz clic en el archivo descargado, en la parte inferior izquierda de la pantalla, y sigue las instrucciones para instalar Brave.

    Haz clic en el archivo descargado, en la parte superior derecha de la pantalla, y sigue las instrucciones para instalar Brave.

    Haz clic en el archivo descargado y sigue las instrucciones para instalar Brave.

  3. Importar configuración

    Cuando hagas la configuración, importa los marcadores, extensiones y contraseñas de tu antiguo navegador.

¿Necesitas ayuda?

¡Disfruta de una mayor privacidad estés donde estés!

Descarga la versión móvil de Brave para proteger tu privacidad vayas a donde vayas.

Download QR code
Brave logo Haz clic en este archivo para instalar Brave
Haz clic en este archivo para instalar Brave Brave logo