¿Cuál es el mejor criptomonedero?

¿Cuál es el criptomonedero más seguro?

Si tienes pensado comprar criptomonedas, primero necesitas un criptomonedero. La pregunta que entonces te asaltará es: ¿cuál es el mejor criptomonedero para recién llegados? La respuesta varía según la persona, claro, pero al margen de las circunstancias individuales de cada uno, la seguridad debe primar siempre a la hora de elegir uno. En esta publicación, desglosaremos las consideraciones de seguridad de cada tipo de criptomonedero para que las tengas en cuenta y elijas sabiamente.

Criptomonederos con custodia y sin custodia

Antes de decantarte por un criptomonedero u otro, tienes que elegir si lo quieres con custodia o sin custodia. Aunque muchos principiantes optan por criptomonederos con custodia para iniciarse en la materia, puedes también inclinarte por uno sin custodia perfectamente, dependiendo del nivel de seguridad que prefieras, claro está.

Criptomonederos con custodia

Como ocurre con las cuentas bancarias tradicionales, los criptomonederos con custodia se hallan bajo el control de una autoridad central. Por ejemplo, si abres una cuenta en una plataforma de cambios de criptomonederos, tu criptomonedero permanecerá bajo la custodia de dicha plataforma. En otras palabras, ellos conservan tu clave privada y son responsables de proteger los fondos de tu cartera. Tu clave privada, al igual que los códigos PIN de las tarjetas bancarias, es una contraseña alfanumérica que permite usar o enviar criptomonedas directamente desde el criptomonedero, con la diferencia de que es única. No existe otra igual como la tuya.

Criptomonederos sin custodia

Al contrario que pasa en los criptomonederos con custodia, tú tienes todo el control y responsabilidad de tu clave privada en uno sin custodia. Esto significa que, al solo disponer tú de ella, solo tú puedes acceder a tu criptomonedero. Si tienes muchas criptomonedas, este tipo de criptomonederos son a priori más seguros al no existir custodio externo que pueda poner en riesgo la seguridad de tu cuenta.

Consideraciones

Aunque los criptomonederos con custodia son considerados menos seguros que los criptomonederos sin custodia, lo cierto es que, con ellos, te despreocupas de la gestión de tus claves. Si eliges uno sin custodia, tú eres el dueño y señor de tus claves, y eso lleva asociado un riesgo, porque si las pierdes, no podrás acceder ni recuperar tus fondos a menos que recurras a la frase de recuperación.

La frase de recuperación es un conjunto aleatorio de 12, 18 o 24 palabras que solo se proporciona durante el proceso de creación del criptomonedero. Una vez y no más. Solo en ese momento. Es vital anotarla tal y como aparece, porque el orden es clave, y también guardarla en un lugar seguro por lo que pudiera pasar. Si por un casual pierdes tu clave privada y no encuentras o pierdes también la frase de recuperación, tus fondos se perderán irremediablemente por siempre. No hay forma de recuperarlos, y si tienes muchas criptomonederas, puede suponerte un golpe financiero muy duro.

Los criptomonederos con custodia, en cambio, guardan tus claves privadas, permitiéndose en la mayoría de los casos recuperar tus fondos si pierdes el acceso. Es por esto por lo que muchos usuarios nuevos en el mundo de las criptomonedas se encuentran más cómodos y tranquilos utilizando uno con custodia. En cualquier caso, de todos ellos, los criptomonederos vinculados a plataformas de cambios de criptomonedas son los más populares al ofrecer métodos rápidos y fáciles para comprar y vender activos digitales.

Eso sí, elijas el tipo de criptomonedero que elijas, has de evitar compartir tu clave privada, porque cualquiera podría acceder a él y retirar criptomonedas sin que te des cuenta.

Criptomonederos de software vs. criptomonederos de hardware

Una vez que decidas si lo quieres con o sin custodia, toca plantearse la naturaleza del criptomonedero. Hay dos tipos por lo general: de software y de hardware.

Criptomonederos de software

Los criptomonederos de software pueden ser con custodia y sin custodia, y existen en forma de aplicaciones de escritorio, móviles, de navegador, en línea y vía extensión. Son muchos los criptomonederos de software que hay disponibles, y estos son algunos de los más populares:

  • Criptomonederos de navegador: A diferencia de los criptomonederos vía extensión, los criptomonederos de navegador están plenamente integrados en el propio navegador web. Por ejemplo, el criptomonedero de Brave es nativo del navegador, por lo que es compatible con cualquier dispositivo en el que esté instalado el navegador Brave. Al ser una solución totalmente integrada, el criptomonedero de Brave es menos susceptible a vulnerabilidades de software y aprovecha las funciones de seguridad existentes. Esto hace que sea altamente seguro y funcional independientemente del dispositivo utilizado.

  • Criptomonederos de escritorio: El criptomonedero sin custodia Exodus está disponible a modo de aplicación para ordenadores y dispositivos móviles. My Ether Wallet (MEW) es otro criptomonedero sin custodia que está disponible para ordenadores y dispositivos móviles. Es importante tener en cuenta que cada monedero es compatible con determinadas criptomonedas (también conocidas como “tokens”). Por ejemplo, Exodus es compatible con más de 100 tokens en varias redes de blockchain diferentes, mientras que MEW solo es compatible con tokens ERC-20 de la red Ethereum.

  • Criptomonederos móviles: Los criptomonederos móviles son similares a los de escritorio, con la diferencia de que son aplicaciones específicamente destinadas a dispositivos móviles. Lo habitual es que estén disponibles también para ordenadores, como MEW y Exodus, pero existen plataformas como Trust Wallet y Aqua que son exclusivas para dispositivos móviles. Cabe recordar que pueden ser con custodia o sin custodia también.

  • Criptomonederos en línea: Estos criptomonederos se encuentran en plataformas de cambio como Gemini, Binance o Coinbase. Suelen ser con custodia al disponer ellas de las claves privadas de los usuarios.

  • Criptomonederos vía extensión: MetaMask es uno de los criptomonederos vía extensión de navegador más populares para tokens de Ethereum. Sin embargo, hay muchos más, como Phantom (para la blockchain Solana) o Binance Chain Wallet (para las redes Binance Smart Chain [BSC] y Binance Chain [BC]). Estas extensiones facilitan la interacción con aplicaciones descentralizadas (DApps) y protocolos de finanzas descentralizadas (DeFi) tales como Uniswap.

Criptomonederos de hardware

Los criptomonederos de hardware son dispositivos portátiles parecidos a las unidades de memoria flash que se sincronizan con un ordenador o dispositivo móvil a través de una conexión USB o Bluetooth. Es importante recalcar que son sin custodia, lo que significa que el usuario tiene las claves privadas. Aunque los criptomonederos físicos tienen que conectarse a Internet para realizar transacciones, la firma de las mismas con las claves privadas se lleva a cabo sin conexión.

Debido a ello, las claves privadas nunca son visibles en línea. Las transacciones, una vez firmadas, se envían a la blockchain para su confirmación. Cuando los criptomonederos de hardware no estén en uso, no están conectados a Internet, por eso se les conoce como “criptomonederos fríos”. Gracias a esto, ni siquiera un ordenador o dispositivo móvil infectado con malware puede acceder a los fondos cuando están almacenados en un criptomonedero de hardware sin custodia.

Consideraciones

En vista de que todos los criptomonederos de hardware y software cumplen el mismo propósito, elegir entre uno u otro debe ser según tus propias preferencias. Dado que los criptomonederos de hardware son sin custodia, tienes que considerar los riesgos que entraña la autocustodia de las claves privadas, así como si te resulta cómodo y conveniente tener que conectarlo a un dispositivo de escritorio o móvil para utilizarlo. Es perfectamente comprensible que las responsabilidades que acarrea la no custodia resulten desalentadoras o generen intranquilidad, pero también se entiende perfectamente que haya quien prefiera asumirlas para contar con mayor autonomía y libertad.

Si te decantas al final por un criptomonedero de software, no debes pasar por alto tampoco los riesgos que conlleve el almacenamiento de las claves privadas por parte de un custodio externo (según la plataforma que utilices). Además, como se guardan en dispositivos conectados a Internet, existe un mayor riesgo de que se vea infectado por un malware que explote las vulnerabilidades de su software.

¿Cuál es el criptomonedero ideal para ti?

Como has podido ver, hay que tener en cuenta muchas cosas a la hora de elegir un criptomonedero. Por ejemplo, los criptomonederos con custodia basados en plataformas de cambio agilizan todas las transacciones con criptomonedas, pero obligan a renunciar a las claves privadas. Por el contrario, los criptomonederos de hardware sin custodia ofrecen más seguridad, pero lo hacen en detrimento de la comodidad.

Dicho esto, teniendo en cuenta absolutamente todos los factores, te recomendamos que uses un criptomonedero de navegador como mejor opción. Por ejemplo, al contrario que la mayoría de criptomonederos de software, el criptomonedero de Brave se halla plenamente integrado en el navegador Brave. Esto lo hace menos propenso a sufrir actos de piratería y de suplantación de identidad, y de este modo aprovecha también las funciones de seguridad de las que hace gala el navegador, como los bloqueadores de anuncios y rastreadores. Además, el criptomonedero de Brave funciona en cualquier dispositivo compatible con el navegador Brave, lo que aumenta enormemente su interoperabilidad.

Para concluir, no es posible perder, dañar o robar el criptomonedero de Brave, a diferencia de los criptomonederos de hardware, por lo que el miedo a perder los criptoactivos desaparece. Por tanto, aunque eres tú quien debe tomar la última palabra de acuerdo a tus necesidades y la comodidad que busques, en el criptomonedero de Brave encontrarás lo mejor de ambos mundos al reunir la conveniencia de los criptomonederos de software y la seguridad de los criptomonederos de hardware. Es, simple y llanamente, el mejor criptomonedero que hay bajo nuestro punto de vista.

¡Empieza a usar el criptomonedero de Brave!

Related articles

¿Te atreves a descubrir el nuevo Internet de Brave?

Brave está desarrollado por un equipo de precursores de la web centrados en el rendimiento y la privacidad. Ayúdanos a solventar las deficiencias de la navegación.

close
close

Ya casi estamos…

Estás a solo 60 segundos de disfrutar de la máxima privacidad en Internet

Si la descarga no se ha iniciado automáticamente, .

  1. Descargar Brave

    Cuando aparezca la ventana emergente, haz clic en “Guardar” y espera a que se complete la descarga.

    Espera a que se complete la descarga (es posible que tengas que hacer clic en “Guardar” en una ventana emergente).

  2. Ejecuta el instalador

    Haz clic en el archivo descargado, en la parte inferior izquierda de la pantalla, y sigue las instrucciones para instalar Brave.

    Haz clic en el archivo descargado, en la parte superior derecha de la pantalla, y sigue las instrucciones para instalar Brave.

    Haz clic en el archivo descargado y sigue las instrucciones para instalar Brave.

  3. Importar configuración

    Cuando hagas la configuración, importa los marcadores, extensiones y contraseñas de tu antiguo navegador.

¿Necesitas ayuda?

¡Disfruta de una mayor privacidad estés donde estés!

Descarga la versión móvil de Brave para proteger tu privacidad vayas a donde vayas.

Download QR code
Brave logo Haz clic en este archivo para instalar Brave
Haz clic en este archivo para instalar Brave Brave logo