Conectando a la Web3: ¿qué es un navegador de Web3?

La Web3 acoge aplicaciones descentralizadas de todo tipo. Existen versiones descentralizadas de herramientas financieras, juegos, redes sociales y mucho más, pero ¿cómo es posible acceder a ellas? Los criptomonederos juegan un papel fundamental a este respecto al facilitar el acceso a este Internet del futuro, y gracias a empresas como Brave, cada vez están más presentes en los navegadores más comúnmente utilizados.

¿Qué es un criptomonedero?

Un criptomonedero es un monedero digital que permite almacenar activos digitales (criptomonedas y NFT) y mantener su custodia, pero no es simplemente un medio de almacenamiento, pues también permite a los usuarios acceder a sitios web y aplicaciones descentralizadas de la Web3. Es en definitiva un monedero y un pasaporte digital. Un 2x1.

En la Web 2.0, lo normal es iniciar sesión en los sitios web y aplicaciones mediante nombres de usuario y contraseñas. Es normal, por tanto, ver con extrañeza eso de conectarse a un sitio web con un criptomonedero, pero hay una buena razón para ello, y es que la Web3 se basa en redes de blockchain, las cuales necesitan criptomonedas para funcionar. Al ser tan clave el papel de las criptomonedas en la Web3, los criptomonederos desempeñan también un rol crucial a la hora de navegar por la web descentralizada.

Cabe mencionar también que las primeras aplicaciones descentralizadas que vieron la luz en la Web3 eran financieras. Los primeros usuarios de la Web3 acudían por ende a ella para comerciar con criptomonedas y pedir o dar préstamos. Los criptomonederos llevan así siendo importantes desde los orígenes de la Web3.

Con el paso de tiempo, este nuevo modelo de inicio de sesión en las aplicaciones descentralizadas de la Web3 pasó a ser el estándar, porque, al fin y al cabo, es más seguro y entraña menos inconvenientes que el modelo con nombres de usuario y contraseñas de la Web 2.0.

En la Web 2.0, los nombres de usuario y las contraseñas quedan vinculados y almacenados en los servidores de los sitios web. Cuando inicias sesión, el sitio comprueba que las credenciales coinciden con sus registros y, si es así, te dan acceso. El problema de este modelo es que la seguridad de tus credenciales depende de cada sitio web, y también que nos empuja a la obligación de crear (y recordar) numerosas combinaciones diferentes de nombre de usuario y contraseña para acceder a los múltiples sitios web que utilizamos.

Esto es en la teoría, pero la práctica es bien diferente, porque la mayoría de las personas utilizan un mismo nombre de usuario y contraseña en casi todos los sitios web, lo que invita a los hackers a darse un festín. Y eso sin contar que cada dos por tres hay robos de direcciones de correo electrónico, nombres de usuario y contraseña de los servidores.

El modelo de la Web3, sin embargo, integra los mecanismos de seguridad e inicio de sesión directamente en el criptomonedero para ceder todo el control a su dueño.

Cómo conectar a la Web3 con un criptomonedero

El procedimiento habitual consiste en instalar un criptomonedero a modo de plugin (o extensión) de navegador o de aplicación independiente para dispositivos móviles. MetaMask es, por ejemplo, uno de los criptomonederos más populares y veteranos. Está disponible como extensión para Chrome y Firefox, entre otros, y tiene aplicaciones móviles para Android y iOS.

Al configurar por primera vez un criptomonedero como el de MetaMask, al usuario se le pide que introduzca una contraseña y que anote la frase de recuperación (o frase semilla), que consta de 12 (o 24) palabras por lo general y que se erige como único método y solución para recuperar el acceso al criptomonedero y sus activos en caso de olvidar la contraseña.

Cada criptomonedero tiene su propia “dirección”, la cual actúa a modo de identificador único. No hay posibilidad por tanto de que dos criptomonederos compartan una misma dirección. Si el usuario visita entonces un sitio web adaptado a la Web3, se le solicitará que vincule su criptomonedero para poder acceder a dicho sitio web o aplicación descentralizada. La dirección del criptomonedero hace las veces en ese momento de nombre de usuario, que es universal a lo largo y ancho de la Web3.

Más información acerca de los pros y contras de los criptomonederos vía extensión.

¿Qué es un navegador de Web3?

Los navegadores de Web3 son justo lo que su nombre indica: unos navegadores web con capacidad para conectarse a la Web3. Los navegadores de Web3 siempre cuentan con compatibilidad y funciones para criptomonederos.

Aunque no es nada complicado añadir criptomonederos vía extensión cono MetaMask a los navegadores comunes, tampoco les resulta complicado a los hackers crear versiones falsas de tales extensiones para que la gente pique el anzuelo. Si tienes la mala suerte de descargar e instalar una versión falsa, dejarás la puerta abierta a que alguien con mala intención acceda a tu cuenta y robe tus activos. Además, estarías también anulando las protecciones de seguridad propias de la Web3.

Para evitar esta clase de situaciones tan peligrosas y desagradables, navegadores como el de Brave integran criptomonederos de forma nativa y de serie para hacer todo más accesible y seguro.

Para que quede más claro, tenemos por un lado navegadores convencionales como Google Chrome, que no está adaptado nativamente a la Web3 pero que permite instalar la extensión de MetaMask, y por otro lado criptonavegadores como el de Brave o el de Opera, que cuentan con criptomonederos integrados de forma nativa en sus respectivos navegadores, sin necesidad de instalar nada adicional. La diferencia es notable.

Aun con todo, la naturaleza de los criptomonederos no es lo único importante. Los navegadores Web3 están también más orientados a la privacidad y al anonimato que los navegadores convencionales de la Web 2.0. Brave, sin ir más lejos, goza de cientos de funciones de privacidad y seguridad a modo de bloqueo de rastreadores, huellas digitales y phishing, cortafuegos y VPN de serie u opciones de protección avanzadas, como el filtrado de parámetros de consulta y ventanas privadas con Tor, por citar algunos ejemplos.

Conectarse a la Web3 con un navegador

Para conectarse a las aplicaciones descentralizadas de la Web3 es necesario usar un criptomonedero, y depende de ti elegir uno vía navegador para, por ejemplo, Chrome, o uno integrado en un navegador que vela por la privacidad como el de Brave.
Nada te impide usar Brave y su criptomonedero. Descárgalo sin más demora, importa tu configuración de tu actual navegador, ponte a navegar y viaja al futuro de la tecnología hecho presente. No tardarás más de 60 segundos en hacer la transición y quedar convencido.

Related articles

¿Qué son los criptonavegadores y cómo funcionan?

Los criptonavegadores, a los que también se les conoce como navegadores de blockain, tienden un puente entre la experiencia que brinda actualmente la Web 2.0 y el Internet descentralizado con el que sueñan los entusiastas de la Web 3.0. En este artículo explicamos qué son y qué utilidades tienen.

Lee este artículo →

Brave Blog

Check out the Brave blog: the front page for news on ad blocking, features, performance, privacy, and Basic Attention Token related announcements.

Read more articles →

Ready to Brave the new internet?

Brave is built by a team of privacy focused, performance oriented pioneers of the web. Help us fix browsing together.

close
close

Ya casi estamos…

Estás a solo 60 segundos de disfrutar de la máxima privacidad en Internet

Si la descarga no se ha iniciado automáticamente, .

  1. Descargar Brave

    Cuando aparezca la ventana emergente, haz clic en “Guardar” y espera a que se complete la descarga.

    Espera a que se complete la descarga (es posible que tengas que hacer clic en “Guardar” en una ventana emergente).

  2. Ejecuta el instalador

    Haz clic en el archivo descargado, en la parte inferior izquierda de la pantalla, y sigue las instrucciones para instalar Brave.

    Haz clic en el archivo descargado, en la parte superior derecha de la pantalla, y sigue las instrucciones para instalar Brave.

    Haz clic en el archivo descargado y sigue las instrucciones para instalar Brave.

  3. Importar configuración

    Cuando hagas la configuración, importa los marcadores, extensiones y contraseñas de tu antiguo navegador.

¿Necesitas ayuda?

¡Disfruta de una mayor privacidad estés donde estés!

Descarga la versión móvil de Brave para proteger tu privacidad vayas a donde vayas.

Download QR code
Brave logo Haz clic en este archivo para instalar Brave
Haz clic en este archivo para instalar Brave Brave logo