Criptomonedas vs. tokens

Las criptomonedas y los tokens son los dos tipos principales de activos digitales basados en blockchain. Aunque los términos a menudo se utilizan indistintamente, hay una diferencia importante entre ellos.

  • Las criptomonedas son el activo digital nativo de redes blockchain y una parte fundamental de su funcionamiento.
  • Los tokens son activos secundarios basados en redes blockchain existentes, pero no son una parte fundamental de su funcionamiento.

Las criptomonedas pertenecen a su propia red nativa, mientras que los tokens no. Cada blockchain tiene una sola criptomoneda, pero puede tener cientos o miles de tokens.

El término más general “cripto” se utiliza a menudo para referirse conjuntamente a toda la clase de criptoactivos.

¿Qué es una criptomoneda?

Una criptomoneda es el activo digital “nativo” de una red de blockchains porque potencia la propia red. La actividad de la red de cada blockchain se denomina en una -y solo una- criptomoneda nativa. Por ejemplo, la criptomoneda nativa de la red Bitcoin es bitcoin (BTC), la de Ethereum es ether (ETH) y la de Solana es solana (SOL).

Conceptualmente, esto es similar a los distintos países que tienen monedas nacionales de reserva. En EE.UU., por ejemplo, el valor está denominado en dólares (y los dólares son el principal medio de intercambio).

¿Por qué los blockchains necesitan criptomonedas?

Los blockchains se basan en criptomonedas para incentivar a personas, grupos y a veces incluso empresas para que gestionen la red. Para entender por qué son necesarios los incentivos financieros, resulta útil saber cómo funcionan los blockchains en líneas generales.

Un blockchain es un tipo de base de datos distribuida. Por tanto, está alojado (o “vive”) en ordenadores de todo el mundo. Estos ordenadores, que pueden estar incluso en la casa de alguien, se denominan “nodos” del blockchain. Esta distribución de los datos (un pilar básico de la nueva versión de internet llamada “Web3”) implica que el coste de funcionamiento de los nodos también está distribuido.

En cambio, en la versión actual de internet (Web 2.0), las bases de datos, los sitios web y las aplicaciones suelen estar en servidores centralizados. La empresa que gestiona la base de datos, el sitio o el servicio también paga por los servidores.

El funcionamiento de los nodos cuesta dinero, tanto en forma de hardware como de electricidad. Por tanto, las redes blockchain necesitan un sistema de recompensas económicas para incentivar a la gente a operar nodos. Para compensar a los operadores de nodos por sus costes y por el esfuerzo de procesar, validar y añadir nuevas transacciones, cada blockchain tiene su criptomoneda correspondiente. Esta criptomoneda (por ejemplo, SOL o BTC) es nativa de un único blockchain.

Nota: Hay una excepción menos común y un tanto confusa a la regla de una criptomoneda por cada blockchain (algunos blockchains de “Capa 2” optan por usar la criptomoneda de su red base, en lugar de crear su propio token), pero este es un tema complejo que trataremos por separado.

¿Cómo funcionan las criptomonedas?

Las criptomonedas desempeñan dos funciones principales en las redes blockchain. Se utilizan para:

  • Denominar las comisiones específicas de la plataforma
  • Pagar recompensas como parte del mecanismo de consenso

¿Por qué las blockchains tienen comisiones?

La mayoría de los blockchains conocidos cobran una comisión (conocida como comisión por transacción o “tarifa de gas”) por interactuar con la red. Estas comisiones evitan el spam y permiten compensar a quienes mantienen la red en funcionamiento.

Por ejemplo, si envías una transacción en la red Ethereum, pagarás una comisión en ETH. Estas comisiones se distribuyen entre los operadores de nodos como parte del consenso de un blockchain.

¿Qué es un mecanismo de consenso?

Los mecanismos de consenso son conjuntos de normas acordadas que determinan el funcionamiento de los blockchains, incluyendo las estructuras de comisiones, la forma en que se procesan y acuerdan las transacciones y cómo se compensa a los operadores de la red. Cada blockchain puede crear y utilizar su propio mecanismo de consenso, pero la mayoría están cuidadosamente diseñados para:

  • Hacer que sea económicamente beneficioso para los operadores de nodos, seguir una conducta honesta y proteger la seguridad de la red
  • Hacer que sea económicamente inviable para los ciberdelincuentes poner en peligro la red

Como parte del mecanismo de consenso, se pagan comisiones por transacción a los operadores de nodos que procesan, validan y añaden nuevas transacciones al blockchain. Los operadores de nodos obtienen sus recompensas en la moneda nativa del blockchain (por ejemplo, los operadores de nodos de Ethereum ganan ETH). Pero independientemente del mecanismo de consenso que utilice un blockchain, es fundamental que las comisiones por transacción y las recompensas se denominen en la moneda elegida por la red.

¿Qué es un token?

Los tokens son unidades de valor construidas sobre una red de blockchain existente, no están relacionados con su mecanismo de consenso ni con la seguridad de la red. Son una especie de activos secundarios que dependen de un blockchain anfitrión para funcionar.

Normas de tokenización: cómo se crean los tokens

A menudo, los tokens se crean de acuerdo con reglas específicas, denominadas “normas de tokenización”, que sirven como modelo para el diseño, el comportamiento y el funcionamiento de los tokens en una red específica. Estas normas facilitan el almacenamiento, uso e intercambio de tokens en un blockchain de la misma forma que la criptomoneda nativa.

El tipo más común son los tokens ERC-20 en el blockchain de Ethereum, pero otras plataformas tienen sus propias normas de tokenización (como BEP-20 en Binance Smart Chain y SPL en Solana). Por ejemplo, el estándar ERC-20 hace posible que los tokens se integren fácilmente en una cartera de Ethereum y se utilicen a través de [DApps] basadas en Ethereum(/web3/what-are-dapps/).

¿Cómo funcionan los tokens?

Mientras que las criptomonedas se suministran y emiten basándose en el mecanismo de consenso de la red, los tokens se crean con contratos inteligentes, programas especializados y autoejecutables que se llevan a cabo en blockchains. Los contratos inteligentes especifican aspectos como el suministro total de un token, su emisión y sus características y funciones.

Los tokens no están pensados para ser monedas independientes, sino para representar un determinado valor, utilidad o función dentro de una red o plataforma blockchain específica. Por ejemplo, el Basic Attention Token (BAT) es un token ERC-20 construido sobre Ethereum, pero utilizado para un fin específico relacionado con Brave y Recompensas de Brave.

Casos de uso de los tokens

Los tokens se pueden utilizar para representar una amplia variedad de cosas, entre otras:

  • Utilidad en plataformas específicas (como acceso a determinadas funciones o servicios)
  • Materias primas (como oro o bienes inmuebles)
  • Instrumentos financieros (como contratos de derivados)
  • Divisas fiat (como criptomonedas estables)
  • Activos digitales (como tokens no fungibles o NFT)
  • Propiedad de una empresa
  • Derecho a votar en plataformas con gestión descentralizada

¿Por qué los proyectos de la Web3 suelen emitir tokens en lugar de criptomonedas?

Crear un blockchain es una tarea compleja, cara y larga. Los nuevos proyectos la Web3 facilitan el proceso usando blockchains existentes, una opción más barata y sencilla. A modo de comparación, sería como una startup, que puede hacer despegar su negocio de forma más barata utilizando un servicio de infraestructura (como AWS) en lugar de mantener sus propios servidores.

Los tokens ayudan a los desarrolladores de la Web3 a conseguir que la gente se comprometa con sus proyectos y a crear utilidad para sus DApps. Tienen una gama de aplicaciones más amplia que las criptomonedas. Los proyectos también pueden beneficiarse de la seguridad y estabilidad de un blockchain existente y de su efecto de red: el potencial que supone construir sobre una cadena de confianza que miles de personas ya utilizan.

Es comprensible que muchos desarrolladores quieran centrarse en crear sus juegos Web3, protocolos DeFi u otras DApps sin preocuparse por crear el blockchain donde se encontrarán. Por eso, los desarrolladores a menudo emiten tokens en lugar de criptomonedas completas.

Diferencias entre criptomonedas y tokens

Las diferencias entre las criptomonedas y los tokens son fundamentales.

El objetivo de las criptomonedas

Todas las criptomonedas tienen un objetivo en común: facilitar la actividad de la red y la seguridad en los blockchains. Esto permite que la cadena sea económicamente viable y promueve que los nodos mantengan la red. Los tokens no están implicados en estos procesos.

El objetivo de los tokens

A diferencia de las criptomonedas, los tokens suelen usarse para más que mantener e intercambiar valor. Con una amplia variedad de casos de uso, pueden representar derechos de voto descentralizados, coleccionables digitales en forma de NFT o incluso versiones basadas en blockchain de divisas del mundo real, como el dólar estadounidense. Los tokens también tienen mucha más presencia que las criptomonedas debido a su flexibilidad de uso y su relativa facilidad de desarrollo.

Similitudes entre las criptomonedas y los tokens

A pesar de algunas diferencias clave, las criptomonedas y los tokens tienen algunas similitudes. En ambos casos:

  • Se basan completamente en blockchains
  • Usan la criptografía y la tecnología de blockchain para ofrecer seguridad y transparencia
  • Puede utilizarse como medio de cambio
  • Poseen un valor que puede fluctuar con la oferta y la demanda
  • Puede transferirse entre usuarios
  • Pueden servir para intercambios de criptomonedas
  • Están descentralizados (y, por tanto, son menos proclives al control por parte de una sola persona o institución)

Por último, tanto las criptomonedas como los tokens (incluso los que pertenecen a diferentes redes blockchain) pueden almacenarse en la misma cartera de criptomonedas. Consulta Cartera de Brave si buscas un lugar seguro donde almacenar todos tus criptoactivos (incluyendo criptomonedas, tokens y NFT) que se integra directamente en tu navegador.

¿Te atreves a descubrir el nuevo Internet de Brave?

Brave está desarrollado por un equipo de precursores de la web centrados en el rendimiento y la privacidad. Ayúdanos a solventar las deficiencias de la navegación.

close

Ya casi estamos…

Estás a solo 60 segundos de disfrutar de la máxima privacidad en Internet

Si la descarga no se ha iniciado automáticamente, .

  1. Descargar Brave

    Cuando aparezca la ventana emergente, haz clic en “Guardar” y espera a que se complete la descarga.

    Espera a que se complete la descarga (es posible que tengas que hacer clic en “Guardar” en una ventana emergente).

  2. Ejecuta el instalador

    Haz clic en el archivo descargado, en la parte superior derecha de la pantalla, y sigue las instrucciones para instalar Brave.

    Haz clic en el archivo descargado y sigue las instrucciones para instalar Brave.

    Haz clic en el archivo descargado, en la parte inferior izquierda de la pantalla, y sigue las instrucciones para instalar Brave.

    Haz clic en el archivo descargado, en la parte superior derecha de la pantalla, y sigue las instrucciones para instalar Brave.

    Haz clic en el archivo descargado y sigue las instrucciones para instalar Brave.

  3. Importar configuración

    Cuando hagas la configuración, importa los marcadores, extensiones y contraseñas de tu antiguo navegador.

¿Necesitas ayuda?

¡Disfruta de una mayor privacidad estés donde estés!

Descarga la versión móvil de Brave para proteger tu privacidad vayas a donde vayas.

Download QR code
Haz clic en este archivo para instalar Brave Brave logo
Haz clic en este archivo para instalar Brave Brave logo
Haz clic en este archivo para instalar Brave Brave logo