¿Cómo se puede aumentar la velocidad del navegador?

Utilizamos el navegador web para casi todo: leer noticias, saber cómo cotizan las acciones, ver el dinero que tenemos en el banco, reproducir vídeos, escuchar pódcast… Es muy difícil dar con una sola aplicación que usemos más cada día.

Ahora bien, hay veces que resulta desesperante lo despacio que funciona el navegador. Pero ¿qué podemos hacer para acelerarlo? En este breve artículo, te desvelaremos cinco maneras de conseguirlo fácilmente.

Cerrar pestañas abiertas

Cada una de las pestañas que tienes abiertas en el navegador consume recursos del sistema y espacio de memoria extra, sobre todo si la página en cuestión incluye elementos dinámicos como vídeos o audio. Si, además, tienes abiertas muchas pestañas de este tipo a la vez, notarás que todo se ralentiza.

Algo muy sencillo que puedes hacer para que el navegador vaya más rápido es cerrar las pestañas que no estés utilizando y reducir al máximo las que necesitas tener abiertas a la vez (especialmente si el sitio web consume muchos recursos, como es el caso de YouTube y Netflix). Mira también si el sitio web que has elegido como página de inicio del navegador necesita estar cargándose constantemente o incluye una gran cantidad de anuncios.

Quitar extensiones

Las extensiones del navegador son complementos de software que alteran la manera en que se procesan, se guardan o se muestran los datos en el navegador. Hay muchísimas de gran utilidad, como las que permiten aumentar la productividad, cifrar el correo electrónico, gestionar contraseñas, etc.

El problema es que estas extensiones pueden conllevar riesgos en materia de seguridad, como permitir que terceras partes infecten tu equipo con malware o hacer que tu historial de navegación o tus datos personales queden expuestos.

Aparte de los riesgos de seguridad asociados a las extensiones, está el propio consumo de recursos. Cada extensión supone la instalación de código adicional (o sea, un programa adicional) que el navegador tiene que ejecutar. Cuantas más extensiones tengas, más difícil se le pondrán las cosas al navegador y, por lo tanto, más despacio funcionará. Para acelerarlo, elimina las extensiones que ya no quieras o no utilices.

Actualizar el navegador

Las empresas tecnológicas que desarrollan los navegadores lanzan actualizaciones con frecuencia. Estas actualizaciones pueden reforzar la seguridad (por ejemplo, resolviendo vulnerabilidades recién descubiertas) y hacer que el navegador vaya más rápido. Por tanto, si quieres mejorar la velocidad de tu navegador, asegúrate de que tienes instalada la última versión y activa la actualización automática para que las nuevas versiones que salgan se descarguen directamente.

Desinstalar y volver a instalar el navegador

Una última cosa que puedes hacer es probar a desinstalar y reinstalar el navegador. De esta forma, se borra todo de una sola vez y es posible que el rendimiento mejore considerablemente al empezar desde cero con la última versión.

Piensa que si lo desinstalas y lo reinstalas, vas a perder lo que tengas almacenado en la memoria caché, el historial de navegación y los demás datos que se hubieran guardado en el navegador.

Cambiar de navegador

Si no te ha valido con cerrar pestañas, quitar extensiones, actualizar la versión e incluso reinstalar el navegador, quizá lo que necesites es pasarte a otro. Algunos funcionan con plataformas específicas (como es el caso de Safari con los Mac y iPhones), y es posible que tan solo utilizando el navegador que está hecho para tu dispositivo percibas un aumento de la velocidad.

Sin embargo, la mayoría de los navegadores permiten que se muestren anuncios y se usen rastreadores en las páginas que visitas, por lo que su velocidad se ve ralentizada debido a todos los elementos inútiles que llevan asociados. Además, plantean riesgos de seguridad.

A diferencia de todos ellos, Brave utiliza Protecciones de Brave para bloquear los anuncios y rastreadores de forma predeterminada. Como habrá menos cosas que cargar para que las páginas se muestren, navegarás mucho más rápido; hasta el triple de rápido que con Chrome y los navegadores de otros gigantes tecnológicos.

Brave se opone firmemente a la economía de la vigilancia, en la que las grandes tecnológicas rastrean, analizan y venden tus datos y tu historial de navegación a los anunciantes. Y, por si fuera poco, Brave va como un rayo.

Si lo que de verdad quieres es un navegador que sea más rápido, pásate a Brave.

Related articles

Ready to Brave the new internet?

Brave is built by a team of privacy focused, performance oriented pioneers of the web. Help us fix browsing together.

close
close

Ya casi estamos…

Estás a solo 60 segundos de disfrutar de la máxima privacidad en Internet

Si la descarga no se ha iniciado automáticamente, .

  1. Descargar Brave

    Cuando aparezca la ventana emergente, haz clic en “Guardar” y espera a que se complete la descarga.

    Espera a que se complete la descarga (es posible que tengas que hacer clic en “Guardar” en una ventana emergente).

  2. Ejecuta el instalador

    Haz clic en el archivo descargado, en la parte inferior izquierda de la pantalla, y sigue las instrucciones para instalar Brave.

    Haz clic en el archivo descargado, en la parte superior derecha de la pantalla, y sigue las instrucciones para instalar Brave.

    Haz clic en el archivo descargado y sigue las instrucciones para instalar Brave.

  3. Importar configuración

    Cuando hagas la configuración, importa los marcadores, extensiones y contraseñas de tu antiguo navegador.

¿Necesitas ayuda?

¡Disfruta de una mayor privacidad estés donde estés!

Descarga la versión móvil de Brave para proteger tu privacidad vayas a donde vayas.

Download QR code
Brave logo Haz clic en este archivo para instalar Brave
Haz clic en este archivo para instalar Brave Brave logo