¿Cuál es el navegador más seguro?

Ya has visto las noticias: las grandes empresas tecnológicas recopilan tus datos, comercializan con ellos, los venden y los pierden cometiendo grandes infracciones de seguridad casi a diario. Aunque este es un problema importante y complejo, hay una forma sencilla de proteger tus datos: presta más atención a tu navegador.

Los navegadores más populares (como Google Chrome o Microsoft Edge) están diseñados para recopilar datos, no para protegerlos. Algunos navegadores menos conocidos priorizan la seguridad, pero a menudo en detrimento de la velocidad o conveniencia. Se necesita una solución intermedia: un navegador que proteja la privacidad y la seguridad, cuyo rendimiento esté optimizado y que funcione con tus páginas web favoritas.

En este artículo, definiremos lo que hace que un navegador sea seguro y analizaremos algunos de los mejores.

Los fundamentos de la navegación segura

Un navegador seguro hace mucho más que ocultar tu historial de navegación. También bloquea rastreadores y anuncios de terceros que recopilan tu información personal para mostrar publicidad segmentada.

También llamado “navegador seguro” o “navegador privado”, un navegador realmente seguro es aquel que integra mecanismos de protección de datos. Por ejemplo, puede ocultar tu dirección IP, así como bloquear intentos de phishing o cookies de terceros, entre muchas otras cosas. La idea es prevenir el rastreo de la huella digital (o la identificación no autorizada de tu dispositivo o persona) y, por lo tanto, bloquear los intentos de las grandes tecnológicas de supervisar tu actividad en línea.

Seguridad frente a privacidad

Aunque la seguridad y la privacidad de los navegadores son técnicamente diferentes, ambos conceptos están muy vinculados. La seguridad hace referencia principalmente a los aspectos técnicos del funcionamiento del navegador, como el lanzamiento de actualizaciones para estar al día en lo que respecta a nuevos virus o malwares o la mejora de las conexiones con sitios web de HTTP a HTTPS.

La privacidad, por otro lado, se encarga principalmente de proteger tus datos. Un navegador privado puede intentar anonimizar tu perfil en línea, o incluso utilizar una red privada virtual (VPN) para ocultar tu ubicación geográfica y cifrar tu conexión. Como es lógico, muchas de las medidas que aumentan la seguridad también mejoran la privacidad. Por ello, los navegadores más privados también suelen ser los más seguros, y viceversa.

¿Qué ocurre con el modo de incógnito?

Desde que Chrome introdujo por primera vez el modo de incógnito, casi todos los navegadores han lanzado alguna función parecida. Estas ventanas privadas impiden que el navegador almacene información de esa sesión de navegación en particular. Sin embargo, ten en cuenta que estas ventanas privadas o de incógnito solo evitan que otras personas que utilicen tu ordenador vean las páginas que has visitado; no evitan que los sitios web te rastreen ni que las grandes empresas tecnológicas recopilen tus datos.

Por ejemplo, si compras en Amazon en modo de incógnito, el comerciante sabrá lo que has consultado durante tu visita, pero los demás usuarios de tu ordenador, no.

Historial de navegación, cookies y rastreadores

Aunque todos los navegadores pueden mantener un registro de tu historial de navegación, eso no siempre supone algo malo. Por ejemplo, tu historial de navegación puede ayudarte a volver rápidamente a sitios web que ya has visitado para encontrar tu receta favorita. El problema real ocurre cuando la política del navegador en lo que respecta al acceso y la recopilación de datos de navegación permite que los datos permanezcan en tu dispositivo o se divulguen a una torre de servidores manteniendo un vínculo con tu perfil en línea.

Uno de los determinantes principales es la forma en la que el navegador utiliza las cookies.

Cookies de origen

Tu navegador utiliza cookies de origen para almacenar el historial de sitios web que has visitado. Estos paquetes pequeños de datos se alojan en tu navegador y permiten que este recuerde la información, como en el caso de las contraseñas y las preferencias de páginas web. Los datos se almacenan en forma de cookies y se recuperan cuando es necesario. Estas cookies no son inherentemente perjudiciales, pero pueden contener cierta información sobre tus visitas a los sitios web. La forma en la que tu navegador almacena estos paquetes de datos es importante.

Cookies de terceros

Las cookies de terceros, también conocidas como rastreadores, se puede colocar en un sitio web desde otro sitio completamente distinto. Mediante esta táctica, algunos sitios web de terceros pueden ver tu historial de navegación, tus preferencias en la página e incluso tu información personal, todo ello sin que tú lo sepas

Las cookies de terceros se pueden utilizar para robar credenciales de inicio de sesión o permitir que empresas de publicidad, como Google o Facebook, te bombardeen con anuncios segmentados que te seguirán de un sitio web a otro.

Por qué deberías preocuparte por la seguridad y la privacidad

La economía actual de internet se fundamenta en la vigilancia y comercialización de datos. Las empresas publicitarias recopilan, compran y venden tus datos de navegación para mostrarte anuncios segmentados que generen ingresos. Tu dispositivo móvil se puede rastrear fácilmente mediante una red wifi o una señal móvil, y proporciona a las grandes tecnológicas (entre otras empresas) acceso a tu ubicación física en todo momento. El operador de internet (ISP) que tienes contratado en tu casa dispone de una información similar y también rastrea los datos que se transfieren de un lado a otro de la conexión.

Entonces, ¿cómo puedes navegar de forma segura desde cualquier dispositivo o conexión a internet? Todo es cuestión de ser precavido. Deberás evitar abrir archivos sospechosos, hacer clic en enlaces o correos sospechosos, o instalar extensiones peligrosas. Más allá de estas prácticas recomendadas, utilizar un navegador seguro es un magnífico siguiente paso.

¿Qué funciones debería tener un navegador seguro?

Lo ideal es que un buen navegador seguro garantice dos cosas, a saber:

  • Un navegador seguro debe bloquear automáticamente la mayoría de rastreadores de terceros. Asimismo, debe procurar detener la huella digital de tu dispositivo y proteger tu identidad siempre que sea posible.
  • Un navegador seguro también debe ofrecerte el control de tu información. Es decir, debe proporcionarte herramientas para controlar quién puede rastrear tus hábitos de navegación por internet.

Básicamente, un navegador seguro debe ocultar tu identidad mientras navegas por la red. Además, debe permitir que visites sitios web como usuario anónimo sin dejar un rastro de información personal ni pistas sobre tu identidad o hábitos de navegación.

¿Cuál es el navegador más seguro?

Por lo general, hay diferentes niveles de seguridad y privacidad en internet. Algunos navegadores utilizan técnicas de anonimización y protección de la identidad altamente complejas y seguras. Estas hacen que sea difícil rastrearte, pero también afectan a la velocidad de carga de las páginas. Cuando te decantes por un navegador, tendrás que decidir qué nivel de seguridad deseas y sopesar cualquier posible inconveniente o problema de rendimiento en la navegación.

A continuación, analizamos las funciones distintivas de diversos navegadores populares para determinar lo seguros que son.

Brave

La seguridad y la privacidad son las principales prioridades de Brave. El navegador de Brave bloquea automáticamente rastreadores y cookies de terceros, la huella digital, el rastreo de redirecciones y algunos intentos de malware y phishing. Bloquea los anuncios invasivos de cada página que visitas y ofrece una experiencia más rápida y ordenada en la web; también mejora todas las conexiones posibles a HTTPS, que es más seguro. Asimismo, Brave ofrece un conjunto de herramientas adicionales (como su buscador independiente, Búsqueda de Brave, y videollamadas gratis y privadas a través de Charla de Brave).

Microsoft Edge

Microsoft Edge lleva siendo el navegador predeterminado de Windows desde la jubilación de Internet Explorer. Aunque Edge funciona de forma muy similar a navegadores como Chrome y Brave, dispone de una política de cookies de terceros muy permisiva con las que los sitios web pueden rastrear tus hábitos de navegación. Edge se considera uno de los navegadores menos seguros.

Google Chrome

El navegador Google Chrome se actualiza con regularidad para proteger contra amenazas y problemas de seguridad conocidos. Sin embargo, es importante tener en cuenta que Google es principalmente una empresa publicitaria, y Chrome es un producto de Google. Esto crea un conflicto de intereses, dado que Google rastrea tus hábitos de navegación para poder acertar mejor con sus anuncios segmentados. Aunque Chrome es, en ciertos aspectos, mejor que Edge, deja mucho que desear en lo que respecta a la privacidad y la seguridad.

Safari

Safari, el navegador predeterminado de los dispositivos de Apple, dispone de diversas funciones de seguridad y extensiones. Pero, al igual que todos los productos de Apple, el código fuente de Safari no es abierto, lo cual hace que sea difícil conocer lo seguro que es Safari en comparación con otras alternativas. Lo que sí sabemos es que Safari permite anuncios invasivos y cookies de terceros y, por lo general, se considera menos seguro que los navegadores que priorizan la privacidad.

Opera

El navegador de Opera ofrece un gran número complementos útiles de seguridad y dispone de una VPN integrada. Sin embargo, tiende a “deshabilitar opciones por defecto” en lo que respecta a la seguridad y la privacidad. Por tanto, y a modo de ejemplo, tendrás que cambiar algunos ajustes predeterminados para impedir que el navegador almacene tus datos en caché.

Tor

El navegador de Tor utiliza una red de ordenadores anónima para conectarse a internet. Tu conexión se redirigirá de un ordenador al siguiente, y solo el siguiente paso conocerá el paso anterior. Por el lado positivo, este método ofrece una conexión altamente privada; por el negativo, la carga de páginas es considerablemente más lenta que en otros navegadores. Aunque Tor ofrece mayor privacidad y seguridad, esto se contrarresta con la pérdida de rendimiento.

Brave: seguridad, privacidad y rendimiento

A diferencia de otros navegadores, Brave te ofrece el control de tus datos. Este navegador seguro bloquea automáticamente los rastreadores y anuncios no deseados, a la vez que proporciona protección frente a malware y phishing. Dado que Brave siempre ha mantenido un enfoque de desarrollo que prioriza la privacidad, también ofrece de una combinación inigualable de seguridad y rendimiento. Así pues, las páginas en Brave se siguen cargando a velocidad de la luz (hasta tres veces más rápido que en Chrome), lo cual mejora tanto el ahorro de batería y como de datos en dispositivos móviles. En resumidas cuentas, Brave te ofrece lo mejor en todos los ámbitos: seguridad, privacidad y rendimiento.

¡Pásate a Brave!

Related articles

¿Cuál es el navegador más seguro para Android?

Hay muchos navegadores móviles disponibles para los usuarios de Android, pero elegir el navegador más seguro no siempre una tarea fácil. En este artículo, analizaremos lo segura que es tu conexión en dispositivos Android y hablaremos acerca del navegador más seguro para Android.

Lee este artículo →

¿Te atreves a descubrir el nuevo Internet de Brave?

Brave está desarrollado por un equipo de precursores de la web centrados en el rendimiento y la privacidad. Ayúdanos a solventar las deficiencias de la navegación.

close

Ya casi estamos…

Estás a solo 60 segundos de disfrutar de la máxima privacidad en Internet

Si la descarga no se ha iniciado automáticamente, .

  1. Descargar Brave

    Cuando aparezca la ventana emergente, haz clic en “Guardar” y espera a que se complete la descarga.

    Espera a que se complete la descarga (es posible que tengas que hacer clic en “Guardar” en una ventana emergente).

  2. Ejecuta el instalador

    Haz clic en el archivo descargado, en la parte superior derecha de la pantalla, y sigue las instrucciones para instalar Brave.

    Haz clic en el archivo descargado y sigue las instrucciones para instalar Brave.

    Haz clic en el archivo descargado, en la parte inferior izquierda de la pantalla, y sigue las instrucciones para instalar Brave.

    Haz clic en el archivo descargado, en la parte superior derecha de la pantalla, y sigue las instrucciones para instalar Brave.

    Haz clic en el archivo descargado y sigue las instrucciones para instalar Brave.

  3. Importar configuración

    Cuando hagas la configuración, importa los marcadores, extensiones y contraseñas de tu antiguo navegador.

¿Necesitas ayuda?

¡Disfruta de una mayor privacidad estés donde estés!

Descarga la versión móvil de Brave para proteger tu privacidad vayas a donde vayas.

Download QR code
Haz clic en este archivo para instalar Brave Brave logo
Haz clic en este archivo para instalar Brave Brave logo
Haz clic en este archivo para instalar Brave Brave logo