Cómo añadir una extensión a Chrome

Las extensiones de terceros pueden personalizar tu navegador. Estas extensiones (o complementos) permiten a los usuarios añadir seguridad adicional u otras herramientas a las funciones predefinidas del navegador. Sin embargo, las extensiones conllevan sus propios riesgos de seguridad y privacidad. A veces, el código de las extensiones no se actualiza, lo cual implica que exista el riesgo de que se puedan piratear o “falsificar” (es decir, crear una versión falsa de la extensión verdadera) para intentar recopilar tus datos de usuario.

¿Qué podemos hacer para evitarlo? ¿Cómo puedes personalizar tu navegador y protegerte al mismo tiempo de estos riesgos para la seguridad? En este artículo, explicaremos cómo encontrar, instalar y gestionar de forma segura tus extensiones y cómo puedes beneficiarte de las extensiones de Google Chrome al mismo tiempo que te proteges de los riesgos que conllevan.

Nota: Si ya utilizas el navegador de Brave, consulta esta guía sobre cómo instalar extensiones en Brave.

Cómo encontrar las extensiones de Chrome

Para encontrar extensiones, tu primera parada deberá ser la Chrome Web Store, donde podrás buscar extensiones por categorías. Antes de instalar una extensión, asegúrate de comprobar el número total de descargas, las valoraciones y las reseñas. Aunque la Chrome Web Store suele filtrar las extensiones malintencionadas, el sistema no está hecho a prueba de balas, por lo que algunas extensiones malintencionadas pueden escabullirse y acabar en la tienda. Por ello, asegúrate de que la extensión parezca fiable.

Nota: A pesar de esta advertencia sobre las extensiones malintencionadas, la Chrome Web Store es el lugar con mejor reputación para encontrar extensiones verificadas de Chrome y otros navegadores basados en Chromium (como Brave).

Cómo se añaden las extensiones de Chrome

Una vez que hayas encontrado la extensión que buscabas y comprobado que es segura (consulta la sección anterior), haz clic en la página principal de dicha extensión en la Chrome Web Store. Verás un botón grande con el mensaje Añadir a Chrome (si utilizas otro navegador basado en Chromium, como Brave, puede que el botón rece Añadir a Brave). Después, sigue estas instrucciones:

  1. Haz clic en el botón Añadir a… para descargar e instalar la extensión de Chrome.
  2. La Chrome Web Store abrirá una ventana emergente con los permisos de esta extensión. Lee detenidamente estos permisos, ya que las extensiones se instalan en el navegador y pueden tener acceso a datos como los números de tarjeta de crédito y las credenciales de cuentas bancarias, entre otros.
  3. Si estás de acuerdo con los permisos, haz clic en Añadir extensión.
  4. Una vez que finalice la descarga, deberías poder ver el icono de la extensión en la esquina superior derecha del navegador, cerca de la barra de direcciones. Eso significa que extensión ya está instalada y lista para utilizarse.

Cómo gestionar las extensiones de Chrome

Cada cierto tiempo, deberías revisar las extensiones que tienes instaladas en tu navegador y eliminar las que no utilices. Chrome hace que gestionar las extensiones sea una tarea fácil (al igual que otros navegadores basados en Chromium, como Brave). Esto es lo que tienes que hacer:

  1. Abre Google Chrome y haz clic en Chrome, en la barra de herramientas de la parte superior de tu ordenador.
  2. Haz clic en Acerca de Chrome.
  3. Haz clic en Extensiones. Esto abrirá una nueva pestaña que mostrará las extensiones actuales. Consulta esta página cada cierto tiempo para asegurarte de que no haya extensiones no autorizadas.
  4. Si encuentras una extensión que quieras eliminar, haz clic en Eliminar, bajo su nombre. Si no tienes claro la función de una extensión, puedes hacer clic en Detalles para obtener más información.

Si utilizas otro navegador basado en Chromium, como Brave, se aplicarán las mismas instrucciones. Todo lo que tienes que hacer es abrir Brave y hacer clic en Brave > Acerca de Brave > Extensiones.

Usar las extensiones de Chrome de forma segura

Como puedes ver, añadir extensiones a Chrome y otros navegadores basados en Chromium, como Brave, es muy sencillo. Ahora bien, a la vez que añades nuevas funciones, puede que estas también añadan efectos secundarios. A continuación, mencionaremos algunos que debes tener en cuenta.

Las extensiones pueden frenar tu navegación

Las extensiones son aplicaciones de software, lo que significa que consumen la potencia de procesamiento de tu dispositivo. Cuantas más aplicaciones utilices a la vez, mayor será la probabilidad de que se ralentice el navegador… y el ordenador. Aunque la mayoría de las extensiones son pequeñas, acumular demasiadas puede perjudicar el rendimiento. Si parece que el navegador va demasiado lento, puede que haya llegado el momento de desinstalar una de tus extensiones (o más).

Algunas extensiones lo ven todo

Cada extensión necesita tu permiso para ejecutarse en el navegador, y algunas incluso solicitarán acceso a lo que el navegador ve. Por tanto, es posible que accedan a datos privados, como historiales de compra, información de tarjetas de crédito y números de cuenta.

Usar las extensiones de Chrome en Brave para tener más privacidad

El navegador de Brave presenta una nueva forma de navegar por internet con tus extensiones favoritas. Se basa en Chromium, lo que significa que ofrece todas las funciones principales de Chrome (además de decenas de funciones personalizadas, como un motor de búsqueda independiente y videollamadas privadas y gratuitas). Al igual que Chrome, Brave es compatible con la mayoría de extensiones de la Chrome Web Store. Esto significa que las “extensiones de Brave” o los “complementos de Brave” son exactamente los mismos que las extensiones de Chrome y se pueden descargar del mismo sitio.

Por si eso fuera poco, Brave integra miles de mejoras en lo que respecta a la privacidad y la seguridad, además de las funciones básicas de Chromium. Así pues, bloquea anuncios y rastreadores de forma predeterminada y ayuda a prevenir que se recopilen tus datos en línea. Gracias a las funciones de bloqueo integradas, habrá menos desorden en las páginas que visites, por lo que estas se cargarán más rápido y ahorrarás batería en tu dispositivo.

Si buscas un navegador que sea compatible con la mayoría de extensiones de Google Chrome, pero que ofrezca una seguridad mejorada y una navegación más rápida, descarga Brave.

¡Pásate a Brave!

Related articles

¿Qué son las extensiones de navegador?

En este breve artículo, te haremos una introducción a las extensiones del navegador: qué son, cómo funcionan, cómo se instalan/desinstalan y qué aspectos debes tener en cuenta al instalarlas. Además, hablaremos de una alternativa más segura.

Lee este artículo →

Ready to Brave the new internet?

Brave is built by a team of privacy focused, performance oriented pioneers of the web. Help us fix browsing together.

close
close

Ya casi estamos…

Estás a solo 60 segundos de disfrutar de la máxima privacidad en Internet

Si la descarga no se ha iniciado automáticamente, .

  1. Descargar Brave

    Cuando aparezca la ventana emergente, haz clic en “Guardar” y espera a que se complete la descarga.

    Espera a que se complete la descarga (es posible que tengas que hacer clic en “Guardar” en una ventana emergente).

  2. Ejecuta el instalador

    Haz clic en el archivo descargado, en la parte inferior izquierda de la pantalla, y sigue las instrucciones para instalar Brave.

    Haz clic en el archivo descargado, en la parte superior derecha de la pantalla, y sigue las instrucciones para instalar Brave.

    Haz clic en el archivo descargado y sigue las instrucciones para instalar Brave.

  3. Importar configuración

    Cuando hagas la configuración, importa los marcadores, extensiones y contraseñas de tu antiguo navegador.

¿Necesitas ayuda?

¡Disfruta de una mayor privacidad estés donde estés!

Descarga la versión móvil de Brave para proteger tu privacidad vayas a donde vayas.

Download QR code
Brave logo Haz clic en este archivo para instalar Brave
Haz clic en este archivo para instalar Brave Brave logo