¿El modo de incógnito oculta tu IP?

Muchos navegadores populares ofrecen su propia versión de las ventanas de incógnito (llamadas también ventanas “privadas”). Pero ¿son realmente estas ventanas más privadas que las ventanas normales? ¿Ocultan tu IP u otra información personal?

En este breve artículo, hablaremos de las ventanas de incógnito, las direcciones IP y mucho más.

¿Qué es una dirección IP?

Todo dispositivo que se conecte a internet (ordenador de escritorio o portátil, teléfono móvil o tableta) utiliza el protocolo de internet (IP) para comunicarse en línea y, por tanto, necesita una dirección única (como si se tratase de una dirección de domicilio). Por lo general, esta dirección IP es visible para las aplicaciones y servicios que usas en línea, pero también resulta de utilidad para los anunciantes. Los gigantes tecnológicos, entre otros, utilizan esta información para identificarte en línea. Si quieres navegar por internet con privacidad, lo mejor será que comiences por ocultar tu dirección IP.

¿Qué es el “modo incógnito”? ¿Oculta las direcciones IP?

Navegar en modo de incógnito (o “privado”) simplemente significa que las páginas que visites en esa ventana se eliminarán (u olvidarán) tras cerrar la ventana. Por ejemplo, si compartes un ordenador con tu pareja y buscas un regalo de cumpleaños para ella en línea, hacerlo desde una ventana de incógnito te ayudará a garantizar que el regalo sea sorpresa. Básicamente, el modo de incógnito oculta tu actividad de navegación para que no la vean las demás personas que utilicen el dispositivo.

Sin embargo, el modo de incógnito no oculta tu información a sitios web, anunciantes, proveedores de servicios de internet (ISP) ni grandes empresas tecnológicas. Incluso en el modo de incógnito, Google y las demás empresas de su talla podrán rastrearte. El modo de incógnito no oculta tu dirección IP.

¿Cómo utilizan los gigantes tecnológicos mi dirección IP para rastrearme?

Aunque las cookies propias se eliminan tras finalizar cada sesión de navegación, las cookies de terceros pueden rastrear tu comportamiento de navegación de un sitio web a otro y en diversas sesiones de navegación. Estas cookies y, por lo tanto, los rastreadores que se encuentran detrás de ellas pueden utilizar tu dirección IP, que les permite desarrollar un perfil de tus hábitos en línea. Google y otros anunciantes pueden mostrarte anuncios segmentados en función de este perfil. Tu dirección IP es uno de los diversos puntos de datos personales que los anunciantes en línea y los gigantes tecnológicos pueden recopilar, puesto que les ayuda a identificar quién eres y qué haces en internet.

¿Hay alternativas al modo de incógnito? ¿Cómo puedo ocultar mi dirección IP?

A menos que tu navegador pueda ocultar tu dirección IP, esta no se ocultará durante tu actividad en línea y, por lo tanto, el navegador no se considerará privado. Esto significa que el modo de incógnito de Google Chrome, por ejemplo, está lejos de ser un navegador verdaderamente privado, como Brave.

Ni Chrome es un navegador privado, ni el modo de incógnito no proporciona privacidad, sino que simplemente oculta tu historial de búsqueda para que no lo vean las demás personas que utilicen tu ordenador o teléfono. Y, aunque puedes instalar un bloqueador de anuncios o rastreadores desde la Chrome Web Store, nunca será un bloqueador nativo (integrado). Las soluciones nativas de los navegadores siguen siendo mucho más seguras y fiables.

El modo de incógnito de Chrome no oculta tu dirección IP. ¿Por qué podemos afirmarlo? Porque seguirás viendo anuncios en las pestañas de incógnito de Chrome. Si ves anuncios en páginas web con regularidad, es porque te están rastreando.

En cambio, Brave es un navegador verdaderamente privado que bloquea por defecto todos los anuncios y rastreadores de terceros, y utiliza automáticamente el protocolo HTTPS para mejorar tu seguridad en línea siempre que sea posible. También bloquea rastreadores de terceros que utilizan tu huella digital para rastrear tu dirección IP. Con Brave, tu comportamiento de navegación queda oculta frente a los gigantes tecnológicos, por lo que podrás navegar de forma anónima independientemente de si usas una ventana “normal” o de incógnito (privada).

¡Pásate a Brave!

Related articles

¿Cuál es el mejor navegador privado?

Son muchos los usuarios que utilizan navegadores privados para protegerse de miradas furtivas en internet. Con todos los que hay, ¿te has planteado cuál es el que mejor te viene? En este artículo, analizaremos las opciones disponibles.

Lee este artículo →

Ready to Brave the new internet?

Brave is built by a team of privacy focused, performance oriented pioneers of the web. Help us fix browsing together.

close
close

Ya casi estamos…

Estás a solo 60 segundos de disfrutar de la máxima privacidad en Internet

Si la descarga no se ha iniciado automáticamente, .

  1. Descargar Brave

    Cuando aparezca la ventana emergente, haz clic en “Guardar” y espera a que se complete la descarga.

    Espera a que se complete la descarga (es posible que tengas que hacer clic en “Guardar” en una ventana emergente).

  2. Ejecuta el instalador

    Haz clic en el archivo descargado, en la parte inferior izquierda de la pantalla, y sigue las instrucciones para instalar Brave.

    Haz clic en el archivo descargado, en la parte superior derecha de la pantalla, y sigue las instrucciones para instalar Brave.

    Haz clic en el archivo descargado y sigue las instrucciones para instalar Brave.

  3. Importar configuración

    Cuando hagas la configuración, importa los marcadores, extensiones y contraseñas de tu antiguo navegador.

¿Necesitas ayuda?

¡Disfruta de una mayor privacidad estés donde estés!

Descarga la versión móvil de Brave para proteger tu privacidad vayas a donde vayas.

Download QR code
Brave logo Haz clic en este archivo para instalar Brave
Haz clic en este archivo para instalar Brave Brave logo